Rotura

Desnudos nos encontramos mejor con nuestra propia esencia, no importa de dónde venimos, qué llevamos a cuestas como equipaje; lo importante somos nosotros, el resto es tan indiferente que puede llegar a estorbar. La fotografía como herramienta con la que orientarme en este campo tan inexplorado como es el alma, me da la oportunidad de mirar y ver un horizonte infinito, en el cual puedo volver a respirar y emocionarme ante la plenitud de lo que tengo delante.

Para mi, Rotura es esa brecha que aparece entre el sentimiento y la realidad a la hora de expresar una emoción y hacerla tangible. Es una palabra rotunda pero me transporta al concepto de liberación. Cuando un jarrón se rompe lo hace en muchos trocitos, cada foto-poema sería uno de esos trocitos.

Puedes intentar volver a unirlos todos y recuperar el jarrón, pero éste ya nunca volverá a ser el mismo. Toda rotura es necesaria para generar un punto de partida hacia algo nuevo, al menos distinto.

ISBN: 978-84-946534-3-8

Páginas: 128

Formato: 150 x 206 mm

20 €

Marta Ruiz Vera

Granada, 1988

Desde muy pequeña exploraba sobre el Arte, jugaba con una caja llena de fotografías y negativos que guardaban sus padres; las sacaba, miraba, ordenaba…

Fue en 2002 cuando despertó en ella el amor por la fotografía. Una exposición le hizo vibrar: «Richard Avedon–In the American West», aquellos retratos casi a tamaño real le impactaron, todos esos ojos mirándola, le hicieron «ver». Empezó a descubrir más y más autores, hasta verse inmersa en un mundo de luces y sombras del que ya no podía escapar. Desde entonces tuvo claro que tenía que unir sus dos pasiones, lo social y la fotografía. Para ello, estudió fotografía en la  Escuela de Artes  y Oficios de Granada donde descubrió el autorretrato, en el que centra su trabajo más íntimo y personal.

«Mi encuentro con la fotografía está muy vinculado a sentimientos, sensaciones y resonancias; di con ella en un momento de rotura en mi vida, el cual afronté gracias a una cámara  y al proceso fotográfico. Encontré en ella la manera de exteriorizar mis inquietudes, mis miedos, mis necesidades y obsesiones, a la vez de ir conociéndome a mi misma, aceptando y afrontando problemas (creciendo, madurando). Trabajo con las luces y las sombras para expresar cada emoción, en el continuo contraste que conlleva la auto-observación para el conocimiento y aceptación de uno mismo. La pura observación es transformadora.»

Ha participado en numerosas exposiciones colectivas y siempre está en continua formación de manera personal o de la mano de grandes maestros/as de la fotografía.

Rubén Tejerina

Sevilla

Nace en Sevilla, vive en Ibiza y ahora en Madrid. A estos tres lugares les debe algo su poesía.

Es actor, dramaturgo, y guionista de cine; a veces también cantante. Es decir intenta contar historias de una forma u otra pero no siempre lo consigue. Con Irma Correa escribió la obra «Desde lo Invisible», que obtuvo el premio MAX de las artes escénicas en 2008. Ha obtenido treinta y cinco premios de poesía nacionales e internacionales. El Estomago del Tiburón fue su primer libro de poemas al que seguirían Sed de Sal, Animal Absoluto, Contramantes y Apnea.

En teatro es autor y director de los montajes: Trío, Ajuste de cuentas, De capa caída, La Masajista, Felicittatti. Ha dirigido los cortometrajes Dead Man, El Jarrón, Toda una Vida, La partida… y está preparando su primer largometraje. Junto a Elio González ha creado el documental La isla y las videocreaciones, Puerta que al abrirse muestra una playa, Antípodas, Película de Gangsters, Poema para un solo actor, Véncete, El Viaje y Muertos de hambre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies