Álgebra de los vínculos

El libro de Ana Delgado está atravesado por el recuerdo de abrazos dados y recibidos, pero también de otros que se dieron y se perdieron. La experiencia personal que en él se expresa dibuja inesperadamente una experiencia colectiva, el tiempo que aprendimos a vivir sin posibilidad de besos ni caricias.

  • Envío gratis para España
  • Entrega en 48/72 horas por correo
PVP (IVA incluido) 12,00

 

Descripción

ISBN 978-84-122040-1-8
58 páginas
Tamaño 138 x 207 mm.

El libro de Ana Delgado está atravesado por el recuerdo de abrazos dados y recibidos, pero también de otros que se dieron y se perdieron. La experiencia personal que en él se expresa dibuja inesperadamente una experiencia colectiva, el tiempo que aprendimos a vivir sin posibilidad de besos ni caricias. Pero como se expresa en el libro, en la soledad que sigue a una ruptura amorosa puede gestarse una voluntad de apertura y expansión, de reconocimiento de otras formas de amar y de nuevos destinatarios de esa pasión: el paisaje, los hijos, las gatas, las amigas, el universo… Y también la elección de una misma como sujeto de un amor que se resiste a agotarse. En nuestro aislamiento obligado, podríamos preguntarnos asimismo qué merece de verdad amarse.

Juan Mata

La autora

Ana Delgado Sánchez (Granada, 1952). Doctora en Medicina y Especialista de Medicina Preventiva y Salud Pública. Su vida profesional ha estado dedicada a la docencia y a la investigación, fundamentalmente en áreas relacionadas con la salud de las mujeres y la teoría feminista. Como docente ha trabajado en la formación de especialistas en Medicina de Familia en el Servicio Andaluz de Salud, y, posteriormente, en la Escuela Andaluza de Salud Pública. Como investigadora ha publicado numerosos artículos científicos en revistas de salud pública. Lleva 20 años escribiendo poesía y solo recientemente ha decidido publicar. Ha publicado El universo también está solo. Álgebra de los vínculos es su segundo libro.

Fragmento

Puedes decir no
y abrazar.
Abrazo de consuelo,
abrazo de conciliación para
derribar una barrera ignorada, intangible,
se diría inexistente, y

levantar un acuerdo sin derrotas ni heridas.

Si te hubiera abrazado
aquella tarde
hubieran venido todos los abrazos
que no tuvimos.
Ahora lo sé
y la tierra nos separa.