Mariana Pineda a muerte

En el imaginario popular, Mariana Pineda quedó grabada como la heroína que bordó una bandera tricolor como símbolo de resistencia al absolutismo y fue condenada a muerte por ello. Sin embargo, la realidad es más compleja y trágica. Un oratorio, en forma de romance, escrito con una gran sensibilidad no exenta de la dureza que el caso de la condena y ajusticiamiento de Mariana Pineda requieren. Una obra conmovedora y poderosa que nos invita a reflexionar sobre la libertad, la justicia y el valor de luchar por lo que uno cree.

  • Envío gratis para España (1)
  • Entrega en 2/7 días hábiles por correo (2)
  • Otras opciones de envío disponibles
PVP (IVA incluido) 22,00 

Sin existencias

Mariana Pineda a muerte — Juan Carlos Friebe

En la «narración de su vida, de la causa criminal en la que fue condenada al último suplicio y descripción de su ajusticiamiento», escrita por el padre de la tercera hija de la granadina, en la que fue su primera biografía, se desmontan los argumentos de la acusación, pues ella, entre otras muchas cosas, no sabía bordar y no pudo por tanto coser la bandera como símbolo frente al absolutismo del rey. ¿Cómo fue tendida la trampa, quiénes participaron en la misma y bajo qué amenazas? ¿Qué procedimientos utilizó Ramón Pedrosa, el alcalde del crimen, para anular la defensa de Mariana? ¿Qué sucedió con el cadáver de la ajusticiada?


Como en esa paradoja de la mecánica cuántica, el gato de Schrödinger, Mariana Pineda está muerta y a la vez viva cuando comienza su juicio sumarísimo en aquella caja opaca y venenosa —la Granada de 1831— que habrá de llevarla al patíbulo.

Igual que las heroínas trágicas de Sófocles o Eurípides, luchará contra las leyes injustas de un tirano y no dudará en conspirar contra él. El combate que entabla tendrá consecuencias fatales. Víctima del destino, pronto se convertirá en modelo de moralidad ante los mismos que en su día guardaron un silencio cómplice. Y como los héroes homéricos, elegirá entre las dos Ceres que se le ofrecen: la que conlleva una larga vida en el anonimato del hogar, lejos de la guerra y la gloria, y la que le procura fama eterna al precio de una muerte prematura.


Más allá de la historia, Mariana Pineda a muerte es una reflexión sobre la libertad, la justicia y el valor de luchar por lo que uno cree. Friebe nos invita a reflexionar sobre el papel de la mujer en la sociedad y la importancia de defender nuestros ideales, incluso cuando el precio es alto.

Juan Carlos Friebe

Juan Carlos Friebe (1968), es poeta y miembro de número de la Academia de Buenas Letras de Granada. Entre sus obras destacan Anecdotario (1992); Poemas perplejos (1995); Aria contra coral (2001); Las briznas: poemas para consuelo de Hugo van der Goes (2007); Hojas de morera (2008); Poemas a quemarropa (2011); Enseñando a nadar a la mujer casada (2021, finalista del premio de la Crítica de Andalucía en 2022) y La esteva (2023). Una amplia selección del conjunto su labor poética, ha sido traducida al griego en Antagonía/Aνταγονíα (2015) y al alemán en Antagonía/Antagonie —Historia Natural de un corazón / Naturgeschichte eines Herzens— (2022). Una parte sustancial de su creación está vinculada tanto al mundo de la música como al de las ar- tes plásticas, escénicas y gráficas. Fruto de estas relaciones destacan Un kílim para Rimbaud (2007); el libreto del poema escénico Las bacantes (2009); o las Canciones de la vereda (2011). Del resultado de estas y otras colaboraciones nace su ensayo Utile dulci —Poética e intermedia- lidad— (2002). Entre otros galardones, en 2022 recibió el V Premio Internacional de Poesía Dama de Baza por el conjunto de su obra.

Ricardo García

Ricardo García (Granada, 1963). Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Granada en 1990, ha creado en esta ciudad la mayor parte de su obra, en alternancia con estancias en París y Londres a finales de los noventa. Durante más de dos décadas simultaneó con la docencia el ejercicio del arte, al que en la actualidad se dedica en exclusiva, con incursiones en el diseño gráfico y colaboraciones con artistas de otras disciplinas; en particular, su obra se va enlazando cada vez más con la poesía o la música clásica contemporánea, a medida que su trabajo profundiza en las claves compositivas del color, el ritmo o el tiempo, procesos naturales en estas otras artes. La pintura vertebra toda su producción artística, junto al dibujo, la fotografía, el grabado y las instalaciones. Desarrolla la parte fundamental de su obra en extensas series temáticas llevado por un afán de conocimiento cuyo medio es el estudio compositivo de la obra de arte, como estética y como ética; su discurso creativo indaga entre lo objetivo, lo racional, lo buscado y lo subjetivo, lo casual y lo encontrado. Partiendo de una pintura que apelaba en sus inicios a recursos gestuales y cromáticos más líricos, con un sustento compositivo muy ligado al constructivismo, su lenguaje evoluciona ahondando en análisis formales y significativos que derivan con naturalidad en planteamientos estructurales y esencialistas, en los que la contención expresiva deja filtrar la intensa poética que subyace. Desde su primera exposición en el Palacio de los Condes de Gabia de Granada han transcurrido más de treinta y cinco años, y a ella le han seguido una veintena de exposiciones individuales en ciudades anda- luzas y en capitales europeas, así como numerosas muestras colectivas en galerías y salas institucionales. Su obra está presente en colecciones públicas de la Junta de Andalucía, la Universidad de Granada, la Diputación de Granada y Caja Granada, además de en colecciones privadas españolas, europeas y americanas. En el 2018 le fue concedida la medalla de las BBAA por la Real Academia de las Bellas Artes de Granada, RABA. www.ricardogarcia-art.com

Información adicional

Peso 540 g
Dimensiones 170 × 230 × 18 mm
Tapa acabado

Fedrigoni Arena Rough Natural 300

Encuadernación

Cosido

Páginas

176

Papel

Fedrigoni Arena Rough Natural 100

Tapa tipo

Blanda

Tipo de encuadernado

Otabind


  • Envío gratis en pedidos superiores a 10,00€ IVA incluido.

  • El tiempo de entrega puede ser mayor al no contabilizarse los días no laborables.