El cuerpo dormido

El espacio cerrado e íntimo del yo se prolonga y escapa. Paisajes, abiertos a la libertad de no ser paisaje sino «meditación táctil de la materia (según la autora). Se abre una ventana como una grieta en el muro de la realidad. La ventana es la frontera pero es también la posibilidad de trascenderla, de horadar el hueco, de ocupar el vacío que enmarca. Apenas un resquicio, pero el ojo y la luz se buscan. El niño mira y su mirada nos incita a mirar; a mirar miradas que nos miran para que nos miremos más allá de nuestros «cuerpos dormidos».

Ver en el catálogo

  • Envío gratis para España
  • Entrega en 3/5 días hábiles por correo
  • Otras opciones de envío disponibles
PVP (IVA incluido) 30,00 

Hay existencias

 

Descripción

ISBN 978-84-124176-6-1
176 páginas
Tamaño 240 x 170 mm.

EL CUERPO DORMIDO de Mar Giménez nos cuenta una historia y muchas historias. Sin color (al uso). Sin palabras. Para que no caigamos en la trampa del sentido. Historias planteadas en series que se repiten cíclicamente reproduciendo una suerte de pensamiento circular, lunar y orgánico, que marca el ritmo de las escenas, el tempo de esta indagación poética que se resuelve en imágenes. Historias fragmentadas que se cruzan para decirnos algo, para que descifremos un lenguaje inconcluso, en apariencia roto, entre la imagen y sus reflejos, la vigilia y el sueño, la claridad y la sombra, el color y su ausencia. Un lenguaje que nos instala en la duda, en la mancha, en la incertidumbre.

Un lenguaje poblado de rostros, de seres que nos desafían; desde la ingenuidad del recién nacido a las arrugas de la experiencia. En la espiral o desgarrando el velo de lo real, cuestionan la construcción de la mirada.

La nitidez de los objetos contrasta con la irrealidad de la materia orgánica y las figuras humanas que se mueven en horizontes brumosos. El frágil equilibrio del ser que camina por la cuerda floja del sentido, siempre al borde del precipicio, consciente de lo difuso de su subjetividad, de lo imposible de su ser en un mundo quebradizo.

Pero también hay descanso. El cuerpo blando de los durmientes, despojado de un lugar de enunciación, frágil y vulnerable, concreta la experiencia del sueño como una pequeña huida hacia el pensamiento sin frontera, sin forma. Un punto de inflexión donde nos figuramos lo que nos es desconocido.

Isabel Daza

Ver en el catálogo

La autora

Mar Giménez. Artista visual licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Granada. Su obra aborda la pintura, la instalación, la fotografía o el video. Desde comienzos de los noventa realiza muestras tanto individuales como colectivas. Ha realizado videocreaciones con diferentes artistas del mundo de la escena y filmado varios documentales sobre los habitantes y el entorno rural en el que habita. Ha trabajado como fotógrafa para el “Área de la Mujer” (Diputación de Granada), como operadora de cámara en la productora “Le Coquelicot” y como diseñadora gráfica para distintos organismos públicos. Combina esta faceta artística multidisciplinar con la enseñanza de artes plásticas y diseño en Escuelas de Arte de Andalucía y talleres de creatividad y arte en diversos espacios y universidades andaluzas. En 2011 cofunda el Espacio de Creación «La Chistera» colaborando activamente en la programación de música, exposiciones de arte y muestras de audiovisuales.

Sigue su obra online:
Website: margimenez.com
Instagram: @margimenezvisualart
Facebook: Mar Giménez

Información adicional

Peso 667 g
Dimensiones 240 × 170 × 24 mm